Openings de las series, la edad de oro.

Todos los especialistas confirman que vivimos una autentica edad de oro de las series de televisión. A través de la pequeña pantalla – y a través de nuestro ordenador, tablet, etc.- podemos disfrutar de verdaderas joyas: Juego de tronos, The wire, True detective, Breaking Bad… Guiones, tramas, interpretaciones, fotografía, efectos especiales… Pero también los openings de las series, las llamadas “secuencias de apertura”, un terreno muy vinculado al mundo del diseño.

opening de la serie lost

opening de la serie lost

Los openings de las series noventeras

Muy lejos han quedado aquellos míticos openings de los años 80 y 90 -y más allá-. Algunos de vosotros los recordaréis: series como El Coche Fantástico, El Equipo A, Cosas de Casa… Sus secuencias de apertura eran siempre fragmentos de la serie intercalados con primeros planos dramáticos de los protagonistas. Toda la serie, ya fuera de la temática que fuese, estaba impregnada por los tópicos estéticos de la época en cuestión: ritmos “poperos”, peinados cardados o cazadoras vaqueras dependiendo del año de la producción.

No nos engañemos, eran las modas de la época. Y en su momento, estas intro lograban sus objetivos. ¿Qué persona de más de 30 años no es capaz de recordar la intro de Expediente X? ¿o la del Príncipe de Bel Air. Claro que los medios técnicos eran los que eran. Además, por entonces las series no se concebían como superproducciones equiparables al cine tal y  como hoy sucede.

En Youtube podemos encontrarnos divertidos “¿y si?” donde los openings de series actuales son reinterpretados bajo el prisma de los años 80 y 90. El “¿y si?”, realizado por Steve Duzz y Hunter Sanders no tiene desperdicio:

Todo empezó con Lost

No seré el primero en plantear Lost (2004-2010, Abrahams, Lindelof) como la primera serie de la nueva era. Realmente no es así. The Wire y Los Soprano son producciones anteriores y también tienen secuencias de apertura muy buenas. Pero sí es cierto que el opening de la serie de J.J. Abrahams marcó un antes y un después. Es todo un ejemplo de la máxima del diseño menos es más: 14 segundos con la pantalla negra, las letras en blanco metalizado acercándose borrosas y acompañadas esa música que nos ponía a todos los espectadores los pelos de punta.

Os puedo asegurar que hasta se han escrito tesis sobre el mismo:

Por supuesto, la introducción de Lost era un opening que le venía a la serie como anillo al dedo. No nos explicaba nada, por lo que ahondaba aún más en el misterio de la isla.

El opening como parte de la historia

Cuando la enrevesada historia de Lost nos llevaba hacia una gran decepción global (al menos fue así para millones de personas), teníamos el consuelo de poder ver otra gran serie también producida por J.J Abrahams: Fringe (2008-2013, Abrahams, Kurtzman, Orci), inspirada en los grandísimos Expediente X. Aún recuerdo la tremenda sorpresa que me llevé cuando descubrí que el opening era diferente dependiendo de —SPOILER— la dimensión paralela en la que se centrara la trama, —FIN DE SPOILER—. En total la serie contó con 7 openings que se convertían en una importante pista para saber cómo se desarrollaba la trama. La secuencia vintage, inspirada en la informática de los primeros 80, es sencillamente tremenda.

En el siguiente vídeo podéis ver las 7:

Hubo fans que buscaron un significado a los distintos símbolos que aparecían a lo largo del opening: las fórmulas, la mano de seis dedos, los iconos… Y sí que tenían significado:

No ha sido el único caso en el que el opening está vinculado y varía dependiendo de la historia. Por ejemplo, destaca la serie Banshee (2013-2016, Tropper, Schickler): acción, amis, indios, la mafia rusa, tráfico de drogas y más y más acción, con una intro, en mi opinión, diseñada de manera espléndida. Un fondo de hormigón, una tipografía ensangrentada y una sucesión de fotografías polaroid nos van revelando, capítulo a capítulo, la historia de los protagonistas.

En éste enlace tenéis el opening de uno de los episodios de Banshee de la primera temporada. Y en el vídeo siguiente un montaje realizado por Álvaro Longueira (gracias) donde encajó las fotos asociadas a cada protagonista, capítulo a capítulo. Por supuesto, para entender el significado, tenéis que ver la serie:

El opening como metáfora de la serie

The Americans(2013-actualidad, Weisberg) es una serie de espías donde los protagonistas son “el enemigo”, soviéticos de la KGB infiltrados en los EEUU. El opening es un auténtico homenaje al diseño gráfico soviético. Aparece, por ejemplo, el cartel de fomento a la lectura de Rodchenko, o la mano de Klutsis. La intro entremezcla símbolos soviéticos y estadounidenses, de una manera en la que al espectador no le queda claro si ambos bandos son, en realidad, lo mismo. Un sentimiento muy cercano a los conflictos que sufren los protagonistas:

Algo parecido sucede en Homeland (2011-actualidad, Gordon): la sucesión de presidentes de EEUU que no evitan nuevos atentados, el laberinto en el que están los personajes, etc:

Cerrando este apartado, uno de los opening que, para mi gusto, posee un mejor diseño es, sin lugar a dudas, la intro de Orange is the new black (2013-actualidad, Kohan). Es una verdadera obra de arte. No sólo por la escena de los pájaros sobrevolando la verja de la prisión, sino, sobre todo, por la sucesión de 52 rostros de mujeres, ¡52! sus ojos, sus bocas, sus expresiones… Todas esas mujeres que aparecen son presas reales. También aparece, entre todas, la escritora de la autobiografía en la que se inspira la serie. Desde luego todos esos rostros nos recuerdan la humanidad de las reclusas, sus sentimientos, sus anhelos… precisamente el leitmotiv de la serie. El director pidió a las reclusas que pensaran en tres situaciones: Un lugar que les diera paz, algo que les hiciera sonreír y algo que querían olvidar. (ver artículo de Starcasm.net)

Por cierto, ese naranja intenso y poderoso ha ganado la partida a Windows 10. Cuando aparece la pantalla del SO naranja, inevitablemente pienso en la serie.

Y hay muchísimas más

El que vivamos en la edad de oro de la series hace, precisamente, que sea muy complicado que podamos poner o mencionar a todos los openings de las series destacables. Sólo con las series de HBO podríamos escribir un artículo entero, aunque hay muchas más:

Algunos otros ejemplos:

Y por último, aunque podría pensarse que no tiene nada que ver, para demostrar que las buenas series no son exclusividad de esta época, aquí va el opening de una joya:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies