Reivindicando La venganza de los Sith

Si te ha gustado, comparte:

Disfruta de Star Wars y deja a George Lucas tranquilo en su rancho.

Hoy, en esta entrada, quiero reivindicar el Episodio III - La Venganza de los Sith y, en general, a las precuelas de Star Wars dirigidas por George Lucas. Esta decisión inevitablemente causará cierta polémica porque los fans de Star Wars están radicalmente divididos en dos bandos irreconciliables. Por un lado aquellos que odian las precuelas. Por otro lado, los que, como yo, las han disfrutado.

Normalmente, con el riesgo de caer en tópicos y estereotipos, los primeros suelen tener una edad superior a los 35 años y una mayor cultura cinematográfica. Los segundos suelen ser más jóvenes y puede que incluso descubrieran Star Wars a través de las andanzas de Anakin Skywalker, y no tanto las de su hijo Luke. Yo voy camino de los 40 y creo que tengo una cierta cultura cinematográfica, así que soy el primero en incumplir mi generalización.

Reconozco que con todo lo relacionado con Star Wars soy un tanto acrítico. Eso sí, que nadie me quite de calificar a El Imperio contraataca como la mejor película de toda la saga. Pero eso es otra historia. En cualquier caso, con las precuelas, igual que con las secuelas de Disney, en mi opinión, lo que tenemos que hacer con ellas es... ¡disfrutarlas! Disfrutar de un universo tan fabuloso que se expande y crece más allá de la saga original.

No volverás a tener 10 años

Sí, lector. Lamento informarte que no volverás a tener 10 años. Nunca más. Las cosas que te marcaron cuando eras niño, las veías con esos ojos de niño. Y no hay nada que pueda reproducir el impacto que te causaron las películas de tu infancia... porque ya no tienes esa edad. Y no la volverás a tener.

Puedes jugar acertadamente con la nostalgia, como hizo Stranger Things o intentó J.J.Abrahams en El despertar de la fuerza.  La serie lo logró con mucho más éxito que la película, en mi opinión. Pero si buscabas en la segunda trilogía de George Lucas las mismas emociones e impacto que sentiste al ver la primera y original... Mejor no veas ni el Episodio I, ni el II, ni el III. Tampoco veas la nueva trilogía, ni Rogue One, ni Blade Runner 2049 y muchísimo menos Alien Covenant...

Aunque por desgracia para ti, como en su momento no seguiste mi consejo, lo habrás visto todo. Y habrás salido del cine enojado con George Lucas, con Disney y con el mundo en general... Sólo te consolará Marvel. Y será así porque, desde el principio, no esperabas mucho más que entretenimiento de las películas de súper héroes.

Nada estará a la altura de tus recuerdos de la infancia. Y la prueba es que los jóvenes que ven hoy en día la trilogía original, muy probablemente lo hacen empujados por la autoridad o pasión de sus padres, hermanos mayores o tíos, y, también muy seguramente, les parecerán películas envejecidas y lentas.

¡Quiero Más!

Yo sí reivindico las precuelas. Reivindicó a Darth Maul y a la triple batalla final de La amenaza fantasma, reivindico a Mace Windu y a la elegancia del conde Dooku y por supuesto reivindico La venganza de los Sith, pese a que reconozco que en las tres, los guiones podrían ser mejores y las actuaciones también...

Lo que sí que nadie me negará es que la precuela nos amplía el horizonte a un universo muchísimo más grande. La saga original sucedía en la periferia de la galaxia, en planetas alejados y olvidados. En cambio en los episodios I, II y III pudimos ver viejos escenarios junto a lugares nuevos y fabulosos como Coruscant, Naboo, Kamino o Geonosis. Cada planeta con sus distintas características. Todo un triunfo de la imaginación.

Algo, por cierto, mucho más logrado que desde luego en El despertar de la fuerza. En el Episodio VII, sin ningún disimulo, nos presentan un nuevo Tatooine, un nuevo Yavin 3, un nuevo Hoth y una nueva Estrella de la muerte.

en la ópera, SW Episodio III

¿Politiqueos aburridos?

Además, hay otro aspecto que a mí me gustó mucho. Aunque para muchos fans no fueron otra cosa que “politiqueos aburridos”. Estoy hablando de la trama política que se va desarrollando ante la ceguera manifiesta de la decadente Orden Jedi.

En el Episodio IV vimos un Imperio consolidado que no tenía problemas en disolver el Senado, el último vestigio de la República. Sabíamos que Lucas se había inspirado en la transformación de la República romana en Imperio, pero no sabíamos cómo había sido ese proceso.

Y Lucas se inspirará en la realidad política de EEUU de principios del 2000. Así, nos mostrará como determinados sucesos pueden utilizarse para recortar los derechos democráticos a los ciudadanos. No era la primera vez. La rebelión luchando contra un enemigo más poderoso con super-armas tecnológicas no dejaba de ser un alegato contra la guerra del Vietnam.

El 11S, la guerra y La venganza de los Sith

"Así es como muere la libertad: Con un estruendoso aplauso." Padme Amidala, senadora por Naboo.

Efectivamente. El Episodio II comienza con un atentado terrorista de la que son acusados los Sistemas Separatistas. La autoproclamada Confederación de Sistemas Independientes es un guiño a la Guerra Civil estadounidense. El atentado, como bien sabemos, fue orquestado por el propio Canciller de la República. Y servirá a Palpatine para acumular más y más poder y justificar una guerra contra los separatistas. Esa guerra, a su vez, traerá la ruina definitiva de la ya decadente Orden Jedi. También supondrá más poderes excepcionales para el Canciller. Y, finalmente, impulsará el establecimiento del Imperio.

¿No se usaron los atentados del 11S en EEUU para declarar no una, sino dos guerras, y recortar los derechos democráticos de los ciudadanos? Recomiendo ver Persons of Interest, una serie que reflexiona sobre éstos recortes asociados a la “seguridad”.

La venganza de los Sith es la culminación de éste proceso. Hasta el punto de poner en boca de Darth Vader, frases que realmente enuncio George W. Bush. De hecho, el verdadero protagonista de esta cinta no será Anakin, sino Palpatine con un Ian McDiarmid sublime en su papel. ¿No es la escena en la opera de Coruscant sencillamente maravillosa?

Pasarse al lado oscuro

Quería también reflexionar sobre un aspecto que me resulta interesante: ¿Qué hubiéramos hecho nosotros, meros mortales, en lugar de Anakin Skywalker? La inacción los Jedis te obliga a ver morir a tu madre. Por estar hipócritamente prohibido, tienes que ver a escondidas al amor de tu vida. Y encima, una y otra vez te demuestran una gran desconfianza, sobre todo Mace Windu, el más importante Jedi tras Yoda.

Mientras, Palpatine te apoya y ayuda... y alimenta tu ego. ¡Y encima, el poder para salvar a la mujer que amas sólo está a tu alcance a través del lado oscuro! ¿Os enamorasteis alguna vez cuando erais jóvenes? ¿No hubierais hecho lo que fuera, incluso aunque supieseis que era incorrecto, por él/ella?

Quizás en esa transformación lo que más falla es la relación de Anakin con Obi Wan Kenobi. De ser como un padre o un hermano mayor para el Elegido hasta el punto de no abandonarlo a la muerte en la nave del general Grievous, a creer que puede estar manteniendo una relación secreta con Padme, hay un abismo...

Pero no olvidemos que Anakin nos demuestra a cada paso que no era más que un niñato malcriado, impulsivo e inmaduro -como más adelante lo sería Kylo Ren-. Y ¿no logran los grandes manipuladores como Palpatine, enfrentar a padres con hijos? ¿E incluso hacer luchar a jóvenes inmaduros por causas crueles?

El bien y el mal

En círculos religiosos, suelen presentar el bien y el mal de una forma tan maniquea como hacen los Jedis y los Sith. Eres bueno si sigues unas normas señaladas por una autoridad moral o religiosa. Eres malo si no cumples estos preceptos. Así, el mal se explica por algún tipo de gen egoísta responsable de nuestras malas obras.

Para un esclavista de Lousiana de la primera mitad del siglo XIX, su esclavo era malvado si intentaba rebelarse o huir, en cambio, él mismo era un buen hombre temeroso de Dios porque acudía todos los domingos a misa. Así vemos que “bien” y “mal” no significan nada sacados de un contexto cultural. Siempre he pensado que la mayoría de las personas actúan, en general, creyendo que hacen lo correcto, aunque resulte que están profundamente equivocados. Aunque su visión de lo “correcto” no tenga nada que ver con la tuya o la mía.

No lo negaré… es muy probable que si yo hubiera sido Anakin con veinti-pocos años, también me hubiera pasado al lado oscuro. De hecho, reconozco que en mi adolescencia y post-adolescencia hice cosas de las que no estoy muy orgulloso y que, desde luego, hirieron a mis padres. Suena a viejo, pero es cierto que determinadas cosas, sólo la perspectiva de la edad te aporta la suficiente sabiduría como para saber discernir entre lo correcto e incorrecto.

Una última cosa, recomiendo la lectura de la novelización de la película, sobre todo porque explica las motivaciones del pobre conde Dooku, personaje tan poco aprovechado, tanto para el Episodio II como para el III.

¿Y tú qué opinas de todo esto? ¿Has visto La venganza de los Sith? ¿Qué te ha parecido?

poster La venganza de los Sith

Ficha de la película:

Star War: Episodio III - La venganza de los Sith

  • Título original: Star Wars: Episode III – Revenge of the Sith
  • Director: George Lucas
  • Fecha de estreno: 2005
  • Productora: Lucasfilm
Si te ha gustado, comparte:

3 comentarios sobre “Reivindicando La venganza de los Sith

  • el 8 diciembre, 2017 a las 2:33 pm
    Permalink

    Totalmente de acuerdo, la peli que más me gusta de las «precuelas» y si yo hubiera sido Anakin también me hubiera pasado al lado oscuro. De hecho siempre me he considerado más Sith que Jedi,porque si, amiguis tengo odio y rabia en mi interior como cualquier persona normal

    Respuesta
  • el 10 diciembre, 2017 a las 6:53 pm
    Permalink

    Ciertamente, las precuelas han sido despreciadas por los viejos fans de Star Wars…despreciadas porque ellos no eran el público objetivo, sino las generaciones más jóvenes, y los niños. Star Wars siempre ha sido una saga de películas de aventuras para un público familiar, centrado en los más jóvenes de la familia. La labor de creatividad y de ampliación del universo de Star Wars que hizo Lucas es verdaderamente encomiable…muy diferente al descarado remake sin alma de la nueva entrega de Abrams.

    Respuesta
    • el 13 diciembre, 2017 a las 5:59 pm
      Permalink

      Gracias por tu comentario GBR. Es cierto que para Lucas el público objetivo eran sobre todo generaciones más jóvenes como tú comentas. De hecho, uno de los factores por los que Disney le apartaron a la hora de crear el Episodio VII era que Lucas quería que los protagonistas fueran aún más jóvenes, precisamente para empatizar mejor con los niños.

      Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.