El sol desnudo. Esparta y otro callejón sin salida.

Si te ha gustado, comparte:

"La soledad no es estar solo, es estar vacío", Séneca.

El sol desnudo es la continuación de Las bóvedas de acero. Isaac Asimov nos muestra una humanidad futurista donde los robots de cerebro positrónico han posibilitado un tremendo desarrollo. Pero la humanidad está escindida en dos grupos, los terrestres y los espaciales. Y ambas sociedades nos han llevado a sendos callejones sin salida para el futuro.

En Las bóvedas de acero, Isaac Asimov nos muestra en detalle la vida en la Tierra tras la escisión de la humanidad en espaciales y terrestres. Los terrestres han dado la espalda a la colonización espacial. Son muy reticentes al uso de robots. Y viven encerrados en sus Ciudades, hasta el punto de haber desarrollado agorafobia.

En El sol desnudo, continuamos las peripecias del investigador terrestre Elijah Baley y su ayudante el robot de Aurora R. Daneel Olivaw. Pero estas nuevas aventuras no transcurren en la Tierra, sino en uno de los mundos colonizados por los espaciales: Solaria.

Solaria y Esparta

Se ha producido un asesinato. Algo habitual en la Tierra, pero todo un acontecimiento entre los espaciales. Como en el caso de Las bóvedas de acero, el crimen parece imposible y por eso las autoridades espaciales recurren al terrestre Baley que volverá a encontrarse con su amigo R. Daneel. La principal sospechosa es la esposa del difunto, Gladia.

Solaria es el planeta espacial donde se ha llevado más al extremo el uso de robots positrónicos. Todos los planetas espaciales difieren de la sociedad terrestre en el uso de los robots. Éstos han sustituido por completo a la mano de obra, liberando a los humanos para actividades intelectuales. Son planetas muy poco poblados, sólo unas pocas decenas de miles de personas, muy prósperos y ricos.

Los solarianos se comparan con los habitantes de la antigua Esparta. En Esparta los ciudadanos también eran una pequeña minoría. Todo el trabajo productivo, claro está, no lo desarrollaban robots. Lo desarrollaban esclavos. Pero los esclavos no podían programarse con las leyes de la robótica, así que tendían a revelarse. Así que para mantener su estatus, los espartanos tenían que dedicarse a la guerra. Eran todos soldados profesionales, para así mantener a sus esclavos a raya.

En Solaria no tienen esa necesidad. Los robots no cuestionan las leyes de la robótica.

El lado oscuro de Solaria

Sin embargo, pronto Elijah y R. Daneel descubrirán que Solaria no es una sociedad tan idílica como parece. La poca población, la sobreutilización de los robots, la riqueza, la dedicación exclusiva a actividades intelectuales y artísticas abandonando el trabajo manual, la potenciación del individualismo más extremo... Todos estos factores han desarrollado toda una sociedad con hafefobia.

Los solarianos son incapaces de mantener contacto físico unos con otros. Son incapaces de estar si quiera en la misma sala. Sólo se comunican a distancia mediante modernas telecomunicaciones e incluso el contacto carnal es repudiado. El propio acto reproductor se ha convertido en una embarazosa obligación.

Ya desde niños se educa en esas líneas a los niños solarianos, separados de sus padres, siendo cuidados por robots que se deben a las leyes de la robótica. En cuanto pueden, separan a los niños para que no estén en contacto unos con otros... y así hasta la edad adulta.

El Sol desnudo

¿Por qué el sol desnudo?

Porque en esta novela, continuando la anterior de Las bóvedas de acero, busca transmitirnos que los humanos, pese a vivir en sociedades enfermas y decadentes, pueden superar esas barreras. Como explicamos, los ciudadanos terrestres tienen agorafobia. Pero para resolver el caso de Solaria, Elijah tendrá que enfrentarse a su temor, tendrá que enfrentarse al sol desnudo, sin una bóveda que lo cubra. Toda una prueba para alguien acostumbrado a las Ciudades terrestres.

También Gladia romperá con los tabúes sociales de los solarianos. Tanto en su relación con su marido, como en sus deseos y sentimientos hacia Baley. Asimov, no obstante, aunque era capaz de hacer grandes predicciones futuristas, era un hombre de su época y no contemplaba ninguna evolución en el rol social de las mujeres. Así lo demuestra la propia Gladia o la pasiva y complaciente mujer de Baley que espera temerosa el regreso de su marido a casa.

La sociedad del ocio

Los solarianos no sólo son sociópatas y no soportan el contacto físico con otros humanos. Son absolutamente individualistas y toda su producción artística e intelectual es abstracta, solipsista... salvo en lo concerniente a la producción de robots. Los demás planetas espaciales son muy similares, sólo se diferencian de Solaria en que en este país la relación entre humanos y robots se ha llevado al extremo, pero tanto Aurora como los otros 48 planetas tienen la misma sociedad, estancada y acomodada.

Éste es el gran temor de Asimov. Una sociedad tan acomodada, donde sus habitantes viven tantos y tantos años, que termina por estancarse y no avanzar. Es una mezcla de aristócratas romanos y vampiros inmortales hastiados. Según Asimov, el ser humano es capaz de arriesgar su propia vida, de innovar y de hacer apuestas difíciles (y por tanto hacer avanzar la sociedad) movidos por la curiosidad, pero también por necesidad, para escapar de las vidas miserables que sufrimos. Acomodados, nos convertiríamos en unos hedonistas sin inquietudes, vacíos.

¿Pero es ese el destino de una sociedad del ocio? ¿Si usamos la tecnología a tal nivel que no necesitáramos trabajar, nos estaríamos condenando como especie humana? Ciertamente es un tópico recurrente de la ciencia ficción.

Teoría y práctica

Es verdad que hay un punto que pienso que es correcto. La separación extrema del trabajo manual y del trabajo intelectual -algo que ya se produce en nuestra sociedad- no es positiva, ni para el conocimiento en general, ni para el propio desarrollo humano.

Una comprensión exclusivamente teórica de los problemas, provoca una perdida de vista de la realidad que se convierte en algo abstracto y, por tanto, vacío, sin sentimientos, sin fricciones ni resistencias. El teórico tiende a elucubrar con posibilidades que sólo se dan en una pizarra, olvidando los problemas reales y tangibles a los que nos enfrentamos los humanos en nuestra vida cotidiana. Pero una visión exclusivamente "práctica", manual, tampoco es mejor. Nos hace perder la visión de conjunto, nos dificulta el establecer relaciones entre distintos temas y problemas y nos limita al instinto y a lo conocido. Incluso desarrolla un rechazo hacia lo abstracto, o un miedo y temor incluso.

Creo que en nuestro desarrollo como personas, como en el futuro de la ciencia y de la humanidad, necesitaremos más y más combinar la teoría con la práctica. Partir de los concreto, elevarnos a lo abstracto, pero siempre para volver a lo concreto.

Más preguntas

Además en el libro se establecen algunas otras preguntas que tienen muchísimo interés. Entre ellas:

  • ¿Un sistema educativo estricto puede neutralizar nuestros instintos, o es una receta para todo tipo de problemas psicosociales? Como en Solaria tratando de eliminar el instinto gregario y social humano desde niños.
  • ¿Podría perfeccionarse un androide sintético (tipo replicante de Blade Runner, o el propio Daneel Olivaw) hasta el punto de que otros robots, inteligencias artificiales, etcétera, lo confundieran con humanos? En el libro este tema es crucial, a la hora de cuestionar la validez de las tres leyes de la robótica.
  • ¿Sería posible -otro debate es si sería deseable- que la humanidad dejara atrás, no sólo los géneros (construcciones sociales), sino también la división en sexos como desean los solarianos (y adelanto que lo terminan logrando) o como el universo de La mano izquierda de la oscuridad?

¿Y tú qué opinas de todo esto? ¿Has leído El sol desnudo? ¿Qué te ha parecido?

The-naked-sun-doubleday-cover

Ficha del libro:

El sol desnudo

  • Título original: The Nacked Sun
  • Autor: Isaac Asimov
  • Fecha de publicación: 1957.
  • En España: Alamut, ISBN 9788498890822
Si te ha gustado, comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: