Justicia auxiliar. El Radch, el género y las IA

Si te ha gustado, comparte:

¡Qué bueno es Justicia auxiliar! No puedo empezar esta entrada más que rindiéndome a la ópera prima de Ann Leckie, ama de casa que decidió aprovechar su tiempo libre para escribir ciencia-ficción. Ella ya había escrito relatos en su juventud y era aficionada al género. Se apuntó a clases y nos sorprendió a todos con un gran libro, que ha conseguido por méritos propios todos los premios importantes. Estoy deseando comenzar sus continuaciones Espada auxiliar y Misericordia auxiliarJusticia auxiliar es una space opera. Un poderoso imperio galáctico humano, El Radch, se ha extendido por la galaxia hasta que recientemente ha firmado un tratado de paz con una potencia alienígena. La trama se desarrolla en dos líneas temporales. Por un lado, en un inhóspito planeta glacial seguiremos las aventuras de Breq, último auxiliar superviviente de la nave Justicia de Toren. Por otro lado, conoceremos los acontecimientos que llevaron a la destrucción de la nave.

Los auxiliares

Hemos señalado que Breq, cuya verdadera denominación es Esk Una Una.  es un auxiliar. ¿Pero qué son los auxiliares?

La principal fuerza militar del Radch son imponentes naves espaciales inteligentes. Cada nave es una Inteligencia artificial. Así que la nave Justicia de Toren es realmente la IA Justicia de Toren. Y esta IA no sólo controla y dirige (realmente, es) la parte mecánica de la embarcación, también su tripulación humana -salvo un puñado de oficiales superiores- y su propio ejército.

Éstos humanos son los auxiliares, cuerpos humanos capturados por el Radch y que ahora son anfitriones de la inteligencia artificial a la que están asignados. Pero ese cuerpo humano ya no tiene, en principio, ninguna independencia. Son parte de la IA. Así que cuando se destruyó la nave Justicia de Toren y sólo sobrevivió Esk Una Una, Esk Una Una era y sigue siendo Justicia de Toren.

¿El gobierno de las IAs?

Pero las IAs no sólo son naves espaciales y miles y miles de auxiliares. También son estaciones espaciales.

¿Y es también una IA el monarca del Radch, el Lord del Radch, Anaander Mianaai? Al menos en el primer libro no queda claro. Sabemos que es una entidad que gobierna el Radch desde hace milenios y que tiene a su vez numerosos cuerpos a su disposición, lo que le permite estar en casi todos los planetas, estaciones y dominios simultáneamente. ¿Es un humano que ha usado la tecnología de las IAs para extender su conciencia sobre otros cuerpos? ¿O es una IA que ha tomado el poder tras liberarse de las inhibiciones programadas?

Pensar en que el Radch es un gigantesco imperio humano, donde su máximo dirigente no es humano, o, como mucho una especie de cyborn o semi-humano resulta muy interesante e intrigante. ¿Cómo llegó al poder? ¿Por qué los demás humanos aceptaron su dominio?

Mente colmena e individuo

Pero las IA son aún más interesantes. En principio una nave o una estación está programada para obedecer a su capitán. También descubriremos que la IA tiene tenientes humanos favoritos, y otros no tanto. Cuentan que en el pasado las naves enloquecían cuando moría su capitán.

Pero, por encima del capitán, deben obediencia directa a Anaander Minaai. Iremos comprobando que la lealtad es compleja y que una IA puede llegar a cuestionar su obediencia.  ¿Pero qué sucede si las ordenes del Lord del Radch son contradictorias con el propio Lord del Radch?   

Como la propia experiencia de Justicia de Toren o de Anaander Minaai demostrará, la aparente uniformidad de un ente compuesto de numerosos cuerpos no es tal. Los auxiliares son cuerpos vacíos, sin conciencia individual, son parte de su IA, pero a Esk Una Una le gusta cantar, le encanta la música, y es la única que actúa así en todo Justicia de Toren.

Ancillary Justice de Lauren Saintonge
Ancillary Justice de Lauren Saintonge

La complejidad del universo

El universo de Justicia Auxiliar es complejo.

No es como el Imperio Galáctico de Asimov, dónde sólo hay humanos. Ni como la Federación de Star Trek o la República de Star Wars donde alienígenas y humanos conviven. En este universo futurista existen culturas no humanas independientes de los humanos. Incluso especies más avanzadas. Aunque de ellas aún no sabemos casi nada.

Pero es que, además, el espacio humano está también dividido. Predomina el Radch, cierto, pero no es el único estado independiente. Y cada potencia humana es diferente. Y como el Radch ha conquistado muchos planetas humanos distintos, en su seno aún existen culturas distintas que no han sido completamente asimiladas. Leckie se ha esforzado en demostrarnos interesantes variaciones culturales entre distintos pueblos humanos. Variaciones sociales, económicas, lingüísticas...

Radch y Roma

El Radch es un imperio odioso. Quizás no es casualidad que Radch suene parecido a "Reich".

El Radch es una potencia militarista que durante milenos ha estado en expansión constante, subyugando planetas y culturas. Esclavizando a sus pobladores e incluso destinando a decenas de miles personas a ser auxiliares. Se podría establecer una comparación histórica con el Imperio romano que también saqueó toda la cuenta mediterránea, "trayendo la civilización", como dicen los raadchai que usan la misma palabra para denominar "raadchai", "ciudadano" y "civilizado". Así, los romanos usaban el termino "bárbaro", con actuales connotaciones despectivas, para los extranjeros, los que no tenían cultura grecorromana, los que no eran civilizados.

Otra característica común del Radch con Roma sería su religiosidad clásica  politeista, capaz de asimilar los distintos cultos locales. Así sucedía en Roma. Hasta la imposición del cristianismo como religión única, el culto romano era muy variado. La religión romana "oficial", la antigua religión latina, se había helenizado por completo, asimilando los cultos de los griegos y de los demás pueblos conquistados. 

El genero en Justicia auxiliar

Pero una de las características más llamativas del Radch, y probablemente lo primero que llama la atención al lector cuando comienza a leer Justicia auxiliar, es el tratamiento del género.

Los raadchai no hacen distinción en el género. Y eso lo reflejan en su idioma. A diferencia de otros idiomas humanos de la galaxia que conservan el género (como el actual castellano, inglés o catalán), el idioma de los raadchai no distinguen entre masculino o femenino. ¡Hasta el punto de que cuando los raadchai tienen que hablar otras lenguas, cometen errores porque no están seguros de qué género usar en cada caso!

Ann Leckie lo resuelve escribiendo siempre en femenino. En inglés usa siempre el pronombre she o el posesivo her. La traductora al castellano, creo que es Victoria Morera, lo tuvo más complicado porque el género está mucho más presente en las lenguas romances que en las germánicas. ¡Enhorabuena por su trabajo!

A vueltas con el género

En esta entrevista (He Said, She Said) Ann Leckie explica sus razones para escribir en femenino. Leckie habla de La mano izquierda de la oscuridad un libro del que ya hablamos en este blog, donde Ursula K. Le Guin describe una sociedad sin roles de género. Lo que yo no sabía es que posteriormente la escritora, recientemente fallecida, se arrepintió de haberlo escrito en masculino porque eso provocaba que inevitablemente nos imagináramos los protagonistas como hombres, aunque no lo eran.

Lo cierto es que Leckie recibió muchas críticas de los sectores más conservadores por escribir en femenino. No obstante, creo que fue un gran acierto porque el impacto que crea al lector es realmente interesante. Además, ¿qué sexo tiene una Inteligencia artificial? Un programador puede darle un tono de voz asociado a un sexo determinado, o puede programarla con roles de género de nuestra cultura.

¿Será en nuestro futuro irrelevante el género?

En cualquier caso, para mí lo más interesante de este tema es la absoluta irrelevancia del género en Justicia auxiliar. Da igual el sexo de los personajes. Es irrelevante. Incluso cuando hay posibles relaciones sentimentales. Todo lo que sucede, todo las interrelaciones o acontecimientos transcurren sin importar el sexo de los personajes. Es verdad que cuando éstos hablan en idiomas diferentes al raadchai, el lector puede descubrir cuál es el sexo de cada uno. Pero da igual. No es necesario saber el sexo de Breq o de Seivarden o de la teniente Awn.

Si desde el principio de la historia hubiéramos asociado a cada protagonista un género determinado, en base a su sexo biológico, inevitablemente nos habríamos dejado llevar por los estereotipos y prejuicios de género presentes en nuestra sociedad. El uso del femenino nos ha obligado a romper con eso.

¿Y tú qué opinas de todo esto? ¿Has leído Justifica auxiliar? ¿Qué te ha parecido?

portada de Justicia auxiliar

Justifica auxiliar

  • Autor: Ann Leckie
  • Título original: Ancillary Justice
  • Fecha de publicación: 2013
  • En España: Ediciones B, ISBN 9788466656887.
  • Premios (entre otros):
    • Hugo a la mejor novela.
    • Nébula a la mejor novela.
    • Arthur C. Clarke a la mejor novela.
    • Locus a la mejor novela debut.
Si te ha gustado, comparte:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: