Life. Temor a lo desconocido.

Si te ha gustado, comparte:

Reconozco que había leído malas criticas y eso me desanimó. Así  tarde bastante tiempo en atreverme a ver Life, del director sueco Daniel Espinosa. Sí,  sueco, pero de ascendencia chilena, por eso no es Daniel Espinnensen o algo así. Despues de un chiste muy poco gracioso, vamos con Life. Recientemente escribía positivamente sobre Europa One por dos razones. Primero porque me parecía una aproximación bastante realista de cómo podían ser los próximos viajes de exploracion espacial. Pero sobre todo porque se alejaba del cliché del género del monstruo alienígena que caza uno a uno a la tripulación. En la saga de Alien, por supuesto, funcionaba estupendamente, pero era algo muy manido.

Pues bien, Life es básicamente un monstruo alienígena que va cazando a los tripulantes uno a uno. Y sí, el final es bastante previsible.

Y entonces, ¿por qué  hablar de Life?

Porque lo cierto es que me entretuvo. Y también  porque deja un par de detalles que me resultaron interesantes. Y no me refiero al rumor difundido en las redes sociales que hacen a Life precuela de Venom. Ese detalle, de ser cierto, resultaría curioso, pero no aporta nada a esta película en cuestión.

Life está protagonizada por la tripulación de la Estación Espacial Internacional, ese gran hito de la colaboración mundial, que tenía  que estar más presente en el día a día de nuestro planeta. Desgraciadamente, aunque prácticamente toda la película se desarrolla en su interior, ni guionistas, ni director lograron darle un protagonismo, al menos, similar al de otras naves míticas, como el Nostromo de Alien o la Discovery de 2001.

Un alien muy "cuco"

Los científicos de la ISS esperan una sonda procedente de Marte con muestras del planeta para analizar. Tras una llegada tormentosa, la espera ha merecido la pena, porque entre las rocas marcianas encuentran la primera muestra viva extraterrestre. Se trata de un pequeño organismo en estado de hibernación. Reanimada con calor y glucosa, comienza a crecer. En sus primeros días de vida, veremos un alien realmente "cuco", muy bonito e incluso adorable.

¿Cuándo descubramos vida alienígena, se informará  a toda la población? ¿O se mantendrá en secreto? No soy muy partidario de teorías conspirativas a lo Expendiente X, pero tampoco creo que los gobiernos del mundo practiquen ante algo así la transparencia mostrada en Life. ¡Hasta el punto de que son niños de colegio los que le pondrán el nombre a la criatura, tras un concurso entre las distintas escuelas! Ha nacido Calvin.

Calvin al ataque

Supervivencia en Life

Pero un fallo de la estación provocará que el alien, tan "cuco", vuelva a hibernar. Para revivirlo otra vez, los científicos recurrirán a descargas eléctricas. Y es entonces cuando todo se complica. El alien comenzará a atacar a los tripulantes, saltándose una a una las barreras de cuarentena que se han programado para evitar contaminación alienígena.

¿Tomó el alien las descargas eléctricas  como una agresión? ¿O fue una casualidad y la naturaleza del ser era inevitablemente hostil? Desgraciadamente la película no profundiza en este asunto, aunque en los diálogos se deja caer que la criatura sólo busca sobrevivir. No está cazando a los científicos, sino que sólo  pelea por su vida -life-. La maldad es un concepto que no se puede aplicar en el reino animal. Las leonas que cazan, las hienas que se alimentan de carroña... lo hacen para sobrevivir. Necesitan matar a sus víctimas. Pero cuándo el ser humano se convierte en objeto de esa caza, nuestros prejuicios morales entran en escena.

En Alien, sólo con el desarrollo de sus secuelas comprobamos que detrás del xenomorfo hay un elemento consciente de destrucción. Hasta el punto de que los ingenieros desarrollaban una arma de destrucción masiva. Pero en sus primeras películas, los que vemos es una especia muy hostil y peligrosa, pero que sólo busca sobrevivir, aunque en ese proceso requiera huespedes humanos. Sería un claro ejemplo de varelse, siguiendo la terminología de Oscar Scott Card en La voz de los muertos. No es posible la comunicación con el xenomorfo, aunque muestra claros indicios de contar con una gran inteligencia.

Calvin será otro ejemplo de varelse. También demostrará una gran inteligencia y adaptación. Pero los científicos no pueden comunicarse con esta criatura y la batalla entre ambas especies es inevitable.

¿Secreto o democracia?

Antes mencioné la extremada candidez mundial con la que se acoge a Calvin. También dije que me parecía poco creible. Que ante algo así, los gobiernos implicados guardarían secreto. Pero, pensandolo bien, en esta época  de youtubers e instagrammers, cuando el periodismo se nutre de la rumorología de la calle, los vídeos y clips grabados con los teléfonos móviles y los árticulos de wikipedia, ¿no podríamos encontrarnos con un espectáculo similar en Times Square, como el que presenciamos en Life? Lo más probable es que inicialmente los gobiernos quisieran mantenerlo secreto, pero que inevitablemente tamaño secreto se filtraría, con muchísima rapidez.

¿Cuál sería la opción correcta? ¿Ocultar la realidad a la espera de una confirmación de las "intenciones" o peligrosidad del ente alienígena? ¿O actuamos con absoluta transparencia? La primera opción podría parecer la más adecuada pensando en la seguridad de la población, buscando una respuesta racional y no pasional, pero... ¿En manos de quiénes estaría la información? ¿Qué control habría? ¿Podemos fiarnos de los gobiernos a la hora de garantizar, en secreto, el bienestar de la población? ¿O pesarían más los intereses de las empresas armamentísticas o farmacéuticas, por ejemplo?

Por otro lado, siempre tendemos a valorar a la masa humana como un conjunto de energúmenos pasionales y volubles. Así que parece mejor ocultar información para evitar el caos y el miedo. No obstante, quiero creer que usando la transparencia, junto a la pedagogía y la responsabilidad, nos encontrariamos con una muy agradable sorpresa. Es cómo cuando se produce un desastre natural. Entonces las redes de solidaridad siempre sobrepasan las previsiones. Millones de personas acuden desinteresados a arrimar el hombro. Es un prejuicio pensar que siempre hay que tutelar a la masa humana. Momentos dramáticos pueden sacar lo mejor de nosotros.

Quedarnos en el espacio

Otro aspecto que me resultó interesante de Life, y que la película, una vez más, sólo menciona y no profundiza: ¿Y si no queremos volver a la Tierra?

Me explico. En Life, uno de los protagonistas es un astronauta a punto de vatir el record de permanencia en el espacio. La ingravidez y la exposición a las radiaciones solares y cósmicas están deteriorando su salud. Pero él no quiere volver a la Tierra. Prefiere decaer y morir en el espacio que enfrentarse a la cotidianidad de un planeta, muy hermoso, pero lleno de conflictos, problemas y decadencia. Por supuesto, su visión de la Tierra no le impedirá ofrecer su vida para salvar a los congeneres humanos de Calvin. Pero es significativo que el héroe de Life sea un científico hastiado de la vida en la Tierra.

¿Puede que nos encontremos con eso? Ya hoy sucede. Hay gente que logra, en la propia Tierra, abandonar sus existencias cotidianas y escapar fuera. A otros paises, al campo, a la selva... Por supuesto es muy poca gente lo que hace eso. Aunque hay mucha más que desearía hacerlo y que, por una razón u otra, no se atreve a dar el paso de romper con todo. Si finalmente se reimpulsara la exploración espacial y la colonización de otros planetas fuera posible, una buena parte de los futuros colones será gente completamente hastiada de la vida en nuestra sociedad. Deberíamos de preguntarnos el por qué.

¿Y tú qué opinas de todo esto? ¿Has visto Life? ¿Qué te ha parecido?

Ficha de la película:

Life (Vida)

  • Director: Daniel Espinosa
  • Título original: Life
  • Fecha de estreno: 2017
  • Productora: Columbia Pictures y Skydance Productions
Si te ha gustado, comparte:

Un comentario sobre “Life. Temor a lo desconocido.

  • el 19 octubre, 2018 a las 5:05 pm
    Permalink

    Empecé a ver la película, pero me pareció una mala copia de Alien y no la terminé de ver. Tampoco le veo la relevancia y profundidad que le das a la película en tu análisis. La novela La Voz de los Muertos, muestra un contacto alienigena diferente una especie con la que se puede interactuar, no así con una maquina de matar. En cuanto al secretismo gubernamental, es algo que todo ciudadano bien informado y con mentalidad abierta sabe.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.