The longest journey, ciencia-ficción y fantasía, hermanos de género.

Si te ha gustado, comparte:

Una aventura gráfica que cabalga entre dos mundos.

En 1999 el estudio noruego Funcom lanzaba la aventura gráfica The longest journey. Los que la habéis jugado os preguntaréis que si Thalassa es un blog de ciencia ficción, por qué tenemos una entrada dedicada a este videojuego. Y es verdad que en general procuro marcar bien la frontera entre la ciencia ficción y la fantasía, ya que son dos géneros, en mi opinión, bastante bien diferenciados. La magia no tiene cabida, en principio, en los mundos de la ciencia ficción, donde el enfoque tendría que ser en general más bien científico.

The longest journey es fantasía. Sin duda. La magia, lo fantástico, tiene una importancia determinante en la trama. Pero tiene aspectos interesantes que tendrían mucho que ver con la ciencia ficción y que, desde luego, enriquecen a esta genial aventura gráfica.

Stark y Arcadia

La realidad en The longest journey está conformada por dos mundos paralelos: Stark y Arcadia.  Arcadia es un mundo de magia y criaturas fantásticas. Stark es un mundo con muchas características ciberpunk. Es un mundo de alta tecnología, superindustrializado, científico, lógico, gris, frío...

No obstante, será precisamente de Stark de donde surja la heroína que evitará que ambos mundos se desmoronen. Se trata de April Ryan, estudiante de arte que vive en Venice, una futurista ciudad de canales. April, que acaba de cumplir 18 años, empezará a soñar con Arcadia. Pronto se verá perseguida por la policía y una poderosa multinacional detrás de una iglesia misteriosa. Ella tendrá la capacidad de viajar entre mundos para restaurar el Equilibrio.

Efectivamente, el Equilibrio entre ambos mundos está alterado. Criaturas de Arcadia aparecen en Stark y viceversa. La frontera entre ambos se desmorona y sólo April podrá evitar el caos que supondría el choque entre ambos universos. En su día, una mujer como protagonista de una aventura gráfica fue todo un hito. Además, en el caso de April, tenemos a un personaje interesante y con una personalidad muy bien desarrollada.

Os puedo garantizar que es una aventura muy bonita, con escenarios muy atractivos, una historia muy interesante y puzzles que te obligarán a estrujarte la mente. Si os quedáis con ganas de más, posteriormente se desarrolló una secuela llamada Dreamfall. Y años después los Dreamfall Chapters, financiados mediante crowfunding por la legión de fans de la aventura original.

the_longest_journey

Fantasía y ciencia ficción

Recientemente leí varios artículos en Internet que ahondaban en las diferencias entre la ciencia ficción y la fantasía. Se hablaba de sus analogías, diferencias... Incluso en un artículo se hacía un análisis comparativo entre Fundación de Asimov y El Señor de los anillos, de Tolkien. En general se puede afirmar que la ciencia ficción, aunque obviamente incluye elementos que no son reales, siempre trata de presentar una historia que podría tener, o pretende tener, una base científica, posible. En cambio en la fantasía, el elemento mágico es determinante para narrar la historia.

Eso, por supuesto no significa que en la ciencia ficción no pueda haber aspectos de dudosa base científica, como los poderes psíquicos, o las creencias religiosas.  O que en la fantasía no pueda haber tecnología, o incluso naves espaciales.

De hecho, la frontera entra ambos géneros a veces puede ser muy difusa. Star Wars es, desde cierto punto de vista, una spaceopera, un subgénero propio de la ciencia ficción. Por sus aventuras espaciales, sus naves, sus armas futuristas... Pero también es fantasía por el concepto, fundamental en la saga, de la Fuerza. De hecho, formalmente, la saga de George Lucas es más fantasía que otra cosa precisamente por el papel determinante que juega este misterioso poder mágico.

Mundos paralelos

Desde luego, uno de los factores, en mi opinión, más interesante de The longest journey es esa dualidad de universos.  Un argumento clásico de la ciencia ficción, como por ejemplo en Fringe, o Star Trek, pero que en este caso sirve para vincular un universo de ciencia ficción, ciberpunk, con un universo de fantasía, de brujería y dragones.

Y es que, además, algunas teorías no demostradas de la física teórica defienden la posibilidad de la existencia de multiversos. Realidades diferentes. Donde incluso algunas leyes de la naturaleza pudieran funcionar de manera diferente a como lo hacen en nuestra realidad. Por supuesto eso no significa que en un universo paralelo, funcione la magia tal y como se concibe en los universos de fantasía. Desde luego el argumento de The longest journey de El Guardian y la Balanza entre mundos está descartado. Pero la posibilidad de portales entre universos paralelos, o incluso fenómenos físicos hoy desconocidos que pudieran llevar a la colisión y colapso de estos multiversos, sí son argumentos de la ciencia ficción. Y quién sabe, si incluso de la vida real.

Arte, puente entre Stark y Arcadia

No es casualidad que April estudie arte. Stark es un mundo supertecnológico e industrial. Un mundo ciberpunk, como el nuestro. Una de las tesis del ciberpunk es que la tecnología está destruyendo nuestra humanidad, nuestra fantasía e imaginación. En lugar del calor de la vida, de los colores de la imaginación, tenemos el gris del silicio y el cielo con "el color de una pantalla de televisor sintonizado en un canal muerto", como dicen en Neuromante. En cambio, Arcadia es la magia, la imaginación, el color... April estudia arte, y el arte en Stark es el camino por el que la magia de Arcadia se infiltra en Stark.

Y es cierto que en nuestra vida urbana, llena de presiones, trabajo duro, días grises, problemas... el arte - como la naturaleza - es un foco de luz. Una vía de escape que puede aliviar nuestro estrés y nuestra depresión. Un puente entre Stark y Arcadia, entre nuestro mundo y un lugar al que escapar de nuestra rutina y vidas miserables.

Arte, tecnología y ciencia

Pero una cosa es la dualidad, vida real y rutinaria frente a un mundo de ensueño y escape, y otra, muy distinta, contraponer fantasía y tecnología. Esta dualidad por suerte no es exactamente cierta. Para empezar porque el horror tecnológico en el que cada vez estamos más inmersos, ni tiene porqué ser "horror" -aunque el riesgo está presente-, ni ha anulado al arte. Hay millones de personas, la mayoría con grandes dificultades, que siguen apostando por el arte. Por crearlo. Por distribuirlo. Y por disfrutarlo.

Pero, además, el desarrollo tecnológico ha abierto nuevos frentes para desarrollar el arte. Recientemente se ha lanzado el videojuego Gris, por parte del estudio catalán Nomada Studio. Un ejemplo de cómo podemos combinar arte y tecnología.

La tecnología puede abrirnos un futuro hermoso para nosotros y para nuestros hijos. Puede darnos una Arcadia llena de mágia y color. Pero desde luego, está en nuestras manos que no terminemos en un gris y oscuro Stark.

¿Y tú qué opinas de todo esto? ¿Has jugado a The longest journey? ¿Qué te ha parecido?

Longest cover

The Longest Journey

  • Creador: Ragnar Tørnquist.
  • Género: Aventura gráfica
  • Fecha de lanzamiento: 1999
  • Desarrolladora: Funcom
  • Premios (entre otros):
    • Mejor juego de aventuras de 2000 según Computer Gaming World, The Electric Playground, GameSpot, IGN y PC Gamer US
    • Mejor historia para GameSpot.

Suscríbete a nuestro Boletín

Si te ha gustado, comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.