Bicho grande, ande o no ande, de Tony Jim Jr.

Si te ha gustado, comparte:

Estaba yo tan ricamente leyendo un animado cómic en el sofá, cuando fui interrumpido con estas palabras:

–Va, venga Sr. Jim, que tenemos que irnos…

–¿Irnos?

–Sí, espabile…

–Recuerde me, si es tan amable, Sr. L´Ok, como es que está viviendo aquí conmigo…

–Le recuerdo, que mi castillo, allá más allá del sistema Silvania, lo perdí por su culpa…

–Pero luego le robó su castillo al mago Melchiades, no?

–Se lo tuve que devolver… En cualquier caso ese no es el tema…

–Cierto, ¿dónde hemos de ir?

–Le he apuntado a la Liga de héroes galácticos…

–Ah, ¿sí?

–Así es, ¿no se cansa de dar explicaciones cuando afirma que es usted un gran héroe galáctico?

–La verdad es que no, me gusta dar explicaciones… De hecho…

–Bueno, pues quizás me he cansado yo de oírle dar explicaciones… El caso es que está usted apuntado a la Liga de héroes galácticos… Así tendrá un carnet de la Liga y eso demostrará que es un gran héroe galáctico…

–Si insiste… ¿Pero dónde hemos de ir?¿A caso tengo que trabajar en la liga esa?

–En cierta forma…

–No me interesa, prefiero dar explicaciones…

–No es bien bien trabajar, le he apuntado, pero tiene que pasar unas pruebas para ser admitido…

–Acabáramos….

–Eso, acabemos con la discusión, se viene y punto…

–Si insiste…

–Insisto…

Y así nos pusimos en marcha hacia la sede central de la Liga de héroes galácticos.

–Bueno, pues ya he terminado el examen de acceso…

–¿Cómo?¿Tan rápido?

–Bueno, es que muchas de las pruebas físicas no he sido capaz de hacerlas… Sinceramente te lo he decir L´Ok…

–Pues vaya ¿Y el resto?

–Mejor, mejor… Lo que es el examen teórico creo que me ha ido bien…

–Pero si no habías estudiado nada…

–Cierto… ¿Para que me traes entonces aquí?

–Ya te dije, para que quede claro, sin lugar a dudas que eres un gran héroe espacial…

–Ah… Bueno, la verdad es que la parte teórica me ha ido mejor pues eran preguntas de sentido común y además llevaba esto…

–¿Que cosa?

–Es un Pad de la Federación… Ya sabes que me gusta… “Coleccionar” utensilios de la Federación… También he usado este tricorder… No hay nada como venir preparado para un examen…

–Algo me suena… Tu afición a coleccionar cachivaches…

–Deberías tenerlo claro, siendo tu un gran investigador de mi persona… Si soy una especie de Batman, que tengo muchos artilugios que uso para hacer el bien…

–Tanto como eso… Usar esa tecnología para resolver una examen…

–Pues sí, me ha venido de perlas este Pad y el tricorder, es como una especie de ordenador portátil… Con muchas capacidades e información… Estupendo para resolver preguntas y problemas matemáticos…

–Si tu lo dices… Pues vamos entonces a ver las notas…

–¿Las notas?¿Ya tan pronto?

–Bueno, estamos en el siglo XXIV… Todo es más rápido y eficiente…

–Pues vamos, vamos…

L´Ok me llevó hasta una ventanilla donde habló un rato con la persona del otro lado… Que suena como algo misterioso, pero tenía pinta de ser un simple funcionario. Luego se giró hacia mí:

–Mira, tus notas…

–Vaya… Todos son dieces…

–Bueno, eso son las notas de la parte física… Y sí, la media es un 10, pero es sobre 5000… Por lo que digamos que esa parte la tienes suspendida…

–Oh, vaya… Tendré que volver en septiembre…

–No, que va, mira, la parte teórica está toda aprobada y con la máxima nota…

–Yupi

–Además, hay una nota que indica que han valorado muy positivamente el que hicieras trampas para responder las preguntas…

–¿Cómo? Que cosa más rara…

–Quizás… No sé, tal vez valoren positivamente el “ingenio”….

–A cualquier cosa le llaman ingenio…

–Bueno, en cualquier caso aquí tienes tu carnet….

–Yupi… Un momento…

–¿Qué pasa?

–Mira, aquí pone carnet de supervillano…

–Ah, ostras… Sí, es la costumbre…

–¿Cómo que la costumbre?

–Bueno, ya sabes que yo soy un supervillano, ¿no?

–Ah, ¿sí?

–¿No recuerdas que te disparé, te secuestré, te volví a disparar y te volví a secuestrar?

–Ahora que lo dices…

–Ah, ahora entiendo la nota positiva por hacer trampas… Eso da muchos puntos para ser supervillano galáctico…

–Ya veo ya… Pero esto no me sirve… A ver si te lo pueden cambiar…

–A ver… –dijo L´Ok girándose de nuevo hacia la ventanilla del funcionario.

Al cabo de unos minutos:

–Toma, ya está… –dijo L´Ok pasándome una hoja.

–A ver… ¿Qué es esta hoja con números?

–Son coordenadas…

–Ah… ¿Coordenadas de qué?

–De Ciudad B5…

–Ah, muy bien, ¿tengo que ir allá a repetir el examen?

–No, no… Ciudad B5 es una megalopolis costera de este mundo…

–Ah, muy bien… ¿Tengo que ir entonces o no?

–Sí, tenemos que ir…

–Vaya, a repetir el examen…

–No. Te explico: Resulta que dicha ciudad está siendo atacada por una enorme criatura marina…

–Pues mejor no vamos, ¿no?

–Tienes que ir y salvar la ciudad…

–¿Yo?¿Y eso? Con lo tranquilo que estaba en casa…

–Es para que te den el título de héroe intergaláctico o algo así…

–Pues vaya… ¿Y no puedo volver en septiembre y repetir el examen? A ver si para entonces llevo la lección aprendida…

–No, no… Tenemos cosas que hacer… No vamos a esperarnos a septiembre… Además, de esta forma, si derrotas al monstruo marino te dan el título ipso facto…

–Me parece muy bien, pero creo que no he estudiado lo suficiente…

–¿No decías que eras como Batman?

–Bueno, un Batman, venido a menos, con menos pasta… No hay que tomárselo todo literalmente…

–Va, espabila, que cuanto más tiempo tardemos, más peligro corre la ciudad…

–Ay, lo que tiene que hacer uno por culpa de la burocracia…

Y así llegamos a la megalopolis conocida como Ciudad B5.

Desde una distancia prudencial. Es decir desde varios kilometros, observamos una gran criatura como reptiloide con largos tentáculos y prominente cabeza dentada. Vamos un kaiju en toda regla.

–Bueno, pues ya estamos aquí, acaba con el gigantesco monstruo marino.

–Así en frío… Pues no sé… A ver si nos conocemos antes un poco…

–Por lo que me han dicho en el centro examinador es una criatura marina de zonas abisales cuyo sueño ancestral de millones de años se ha visto interrumpido por la presencia de una expedición científica en la zona… Ale, ya os conocéis mejor, ale, ataca…

–Sí, ya lo dijo el filosofo chino, Tsun Tzu, conoce a tu enemigo… Pero vamos, supongo que también tienes que tener ganas de conocerlo, yo personalmente no tengo mucho en interés en conocer a esta pobre bestia descomunal que está arrasando la ciudad…

–Pues hace un momento querías saber más cosas del bicharraco este…

–Supongo que he cambiado de opinión… Ale, vayámonos…

–No, no, no… Hasta que no acabemos con el monstruo no podemos ir a recoger el título de héroe…

–Me gusta que utilices el plural…

–Está bien… Te echaré una manilla… A ver que chisme tienes por ahí para luchar contra el monstruo…

–No sé, ¿le tiro el tricorder a la cabeza?

–Eso no creo que sirva de mucho… ¿No has traído la pistola reductora del profesor Jones? Lo haces pequeñito y lo aplastas cual vulgar cucaracha…

–Yo le tengo mucho respeto a las cucarachas… Tengo una que es amiga mía, no sé como se llama, pero es muy amiga, yo la llamo Cuca…

–No me cambies de tema…

–Es que… No, no he traído la pistola reductora… No pensé que me fuera a hacer falta para el examen, la verdad…

–¿Y la pistola agrandadora?

–Pues no… ¿Pero para que la quieres?¿Quieres que sea aún más enorme el bicho este?

–Evidentemente no… Si la tuvieras, ya sabes mi afición a dispararte, te dispararía con ella y te pondrías a su altura para luchar de tú a tú con el monstruo…

–Ah…

–¿No tendrás por ahí un Samsung Galaxy C4?

–Pues tampoco… ¿Ahora te quieres poner a hablar por teléfono o es para jugar al Candy Crush?

–Nada de eso, el Samsung Galaxy es un potente dispositivo explosivo… Se ha ido perfeccionando con el tiempo y el modelo C4, es el más potente hasta la fecha…

–Ah…

–¿Seguro que no tienes ningún artilugio de los tuyos?¿No eras tu el Batman del futuro?

–Pues no llevo nada más… A parte del tricorder analizador, que para que me diga que es un bicharraco enorme, pues tampoco me sirve de gran cosa…

–Haz memoria, ya sé que no es tu fuerte, a ver si llevas alguna cosa más…

–Ah, ahora caigo que llevo también el phaser de la federación…

–Pues nada, algo es algo, dispara al bicho…

–No creo que sirve de mucho, pero bueno… Si acaso lo pondré en modo “destrucción máxima”…

Así lo hice y disparé al enorme ser marino. A pesar de que estaba lejos, dado su tamaño no me fue difícil acertarle en un hombro. El ser monstruoso, pareció algo molesto y se giró hacia nosotros…

–Pues como era de esperar, no ha servido de gran cosa… –observé yo.

–Quizás sí, sí que ha servido para que se enfadara más… ¡Ahora nos ha visto y viene hacia nosotros!

–Corre, L´Ok, corre… –grité mientras yo también me puse a correr.

Realmente estábamos bastante lejos de la posición inicial del ser monstruoso, pero dado su tamaño en pocas zancadas pareció que se ponía muy cerca de nosotros.

Yo lo veía acercarse cada vez más y más por el rabillo del ojo y tenía los pulmones que me iban a explotar por el esfuerzo en la carrera (¿ya les dije antes que no pasé las pruebas físicas?).

Pero de repente, el monstruo enorme paró en seco, pasaron unos segundos y se desplomó sobre la ciudad en ruinas. Al caer provocó un tremendo sonido y una gran ola expansiva que nos derribó a mi acompañante y a mí.

–¿Y esto? ¿Qué ha pasado ahora? –preguntó L´Ok.

–Quizás el rayo del phaser le haya hecho un mayor daño del que pensábamos…

–Claro, claro y es un monstruo de metabolismo retardado y hasta ahora no le ha hecho efecto el disparo.

–Pues tu dirás… Aquí ya no queda nadie más que pueda haberle hecho daño al monstruo… Las tropas hace rato que se retiraron y no hay tampoco ningún caza que nos sobrevuele…

–A ver, acerquémonos a ver…

–No me parece muy buena idea, quizás solo se haya acostado a dormir un rato… –teoricé yo.

–Venga, no me seas nenaza, que eras tú el que quería ser un gran héroe galáctico…

Y así nos acercamos a aquella gran mole monstruosa.

–Pues parece totalmente kaput… El bicho este…

–Ah, espera se me ha ocurrido una idea, como llevo mi tricorder, le voy a hacer una especie de autopsia escáner para saber la causa de la defunción…

–Habló el Grissom del grupo… Del CSI espacial…

–Tu espera y verás… –dije mientras manipulaba el tricorder escaneador.

–Venga, espabila, no vaya a ser que se nos despierte el bicharraco este…

–No, está totalmente… Difunto…

–¿Y eso?

–No soy un doctor, soy un héroe galáctico… Siempre quise decir una frase de este tipo…

–Sí, sí… Y yo puedo decir aquello de: “Está muerto”, piloto Jim…

–Ah, es verdad, que ocurrente… Bueno, dejemos nos de bromas… Según el tricorder este, resulta que ha muerto por fallo respiratorio…

–¿Cómo?

–Pues imagino que efectivamente era una criatura marina y al estar tanto rato fuera del agua, sin poder respirar, pues se ha muerto el pobre bicho…

–Vaya…

–Pues sí, bueno, vamos a ver si nos dan ya de una vez una titulación de héroe… Yo creo que después de esta hazaña sería lo suyo…

–Pero si el monstruo este se ha muerto él solito…

–Sí tu no dices nada, yo tampoco lo diré… Y el monstruo menos todavía…

–Te parecerá bonito, apuntarte un tanto…

–Bueno, está claro que yo he contribuido a la derrota del gran monstruo marino este…

–¿Ah sí?¿Cómo?

–Evidentemente el monstruo era consciente de que se estaba ahogando… Al no poder respirar al aire libre, pero como le he distraído con mi disparo, eso ha hecho que se ofuscara y no pensara siquiera en respirar…

–Si tu lo dices, venga anda, vamos, a ver que le parece a la funcionaria del registro de héroes galácticos tu historia.. Si cuela, cuela, vamos…

–¿Cómo que si cuela?

–Nada, nada, que a lo mejor la pillamos que tiene que plegar y te da el carnet de héroe o algo así… Con tal de terminar a su hora… Y por no oírte…

–Ah, es verdad que se ha hecho tarde… Venga no perdamos más tiempo no sea que nos lo encontremos cerrado…

Nota final de autor: Así concluye mi homenaje a la serie One Punch Man… Y a Gobzilla y otras japonesadas…

Tony Jim Jr.
tonyjimjr.wmv@gmail.com

Thalassa, blog de ciencia ficción, apuesta por los escritores amateur de ciencia ficción y, por tanto, nos implicamos en difundir sus obras. Os presentamos, por eso, relatos de ciencia-ficción escritos por autores amateur que nos han enviado su obra para que la colguemos en el blog y la difundamos por las redes sociales. Esperamos que los disfrutéis y los compartáis.

Thalassa, blog de ciencia ficción, los difunde, por tanto, con el consentimiento de los escritores. No obstante, los derechos sobre los textos, tanto los derechos de autor como los derechos de explotación, permanecen en manos de los respectivos autores y Thalassa no busca ningún fin lucrativo al difundirlos. Por todo ello, Thalassa no se responsabiliza de los contenidos de los relatos.


Suscríbete a Thalassa, blog de ciencia ficción

Si te ha gustado, comparte:

2 comentarios sobre “Bicho grande, ande o no ande, de Tony Jim Jr.

  • el 3 marzo, 2019 a las 9:07 pm
    Permalink

    Cuando pienso que el piloto Jim no puede sorprenderme más, lo hace. En el fondo me ha dado pena el monstruo marino, morirte por falta de aire no parece muy agradable. Tengo la impresión de que no era tan malo como se presuponía. Y Jim, bueno, Jim como siempre ha quedado fatal delante de quien ha confiado en su fama, la cual no sé todavía cómo puede mantener después de las que lía, quizá se deba a que el universo es demasiado grande o, más probablemente, a que quien le ha contratado decide olvidar lo sucedido. Y la cosa es que seguro que le dan el carnet de héroe por esta “hazaña” en cuanto lo reclame.

    Respuesta
  • el 4 marzo, 2019 a las 6:42 pm
    Permalink

    Pues sí, da cierta penilla el monstruo. Por desgracia no nos dio tiempo a conocerlo más a fondo. Descanse en paz.
    Yo también me pregunto como mantiene su fama, puede ser que los hackers rusos hagan campaña en su favor con fake news y estrategias similares.
    Creo que lo complicado será que se acuerde de pedir su carnet tras esta mini-aventura.
    En cualquier caso, ¡muchas gracias por tus comentarios!

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.