La tragedia de los clones

Si te ha gustado, comparte:

Nos mencionaron las Guerras Clon en Una nueva esperanza, pero no vimos a los clones en acción hasta muchos años después, en el Episodio II: El ataque de los clones. Pero será en la serie animada The Clone Wars dónde conoceremos realmente a la carne de cañón del Gran Ejército de la República: los clones.

Las dos series animadas de las Guerras Clon son muy buenas. Pero es verdad que, tanto por el formato como, sobre todo, por la duración, la segunda serie, The Clone Wars (la primera se titula Clone Wars) permitió profundizar en numerosas tramas, personajes y mitología.

Los clones: herramientas de la República

Cuando pensamos en The Clone Wars pensamos en las aventuras de Anakin, Obi-Wan o Ahsoka. Pero no podemos olvidarnos de los clones.

En las películas nos los presentan como herramientas de la República en la guerra separatista. Con un origen oscuro. Vinculados a un Maestro Jedi del que nada sabemos y a un cazarrecompensas contratado por el conde Dooku. Pero leales a sus comandantes Jedi.

Se limitan a obedecer y disparar. A penas tienen diálogo. En La venganza de los Sith, se intuye que han desarrollado ciertos vínculos con estos mismos Jedi. Algo parecido a la amistad, o al menos la camaradería.
Y entonces llega la Orden 66.

Será en la serie animada dónde nos expliquen todos los cabos sueltos. No sólo eso. Los clones juegan un papel central en The Clone Wars. Hasta el punto de que protagonizan tramas muy interesantes. Descubrimos muchas facetas de los clones. Y conocemos a varios de sus integrantes.

Máquina o humano

Quizás Lucas en 1977 ya tenía claro que las guerras clon o clónicas eran un conflicto en el que luchaban clones humanos contra droides mecánicos. Lo desconozco. El caso es que es un debate muy actual.

¿Pueden las inteligencias artificiales superar en creatividad, imaginación, flexibilidad a los humanos? Ya en La amenaza fantasma, Lucas nos plantea ese debate. Los droides de combate se presentan cómicos, planos, lentos… Por supuesto, Lucas deja claro que depende de la programación y la propia «personalidad» que desarrolla el droides. No es lo mismo R2 que C3-PO, o que los droides de combate.

Los clones también están «programados». Para ser más leales, más obedientes y sacrificados… Pero un número menor de clones, eso sí, dirigidos en la batalla por los Jedi, logran mantener a raya a una cantidad casi infinita de droides. La guerra estará casi siempre igualada, incluso habrá momentos de clara superioridad separatista. Como detrás están las calculadas maniobras de Darth Sidious, nunca sabremos qué ejercito hubiera ganado realmente la guerra sin las intrigas sith.

La duda, por tanto se mantiene. En el campo de la inteligencia artificial, muchos especialistas creen que éstas superaran a la inteligencia humana. Y de manera exponencial. Pero no son las únicas voces. Nosotros tenemos «programación», pero nuestra inteligencia también se apoya en nuestra experiencia y en nuestros sentimientos, pasiones, deseos… Para bien o para mal ¿Desarrollarán las máquinas estás características humanas? ¿O nos demostraran que no son necesarias?

Clonación y hermanos

La clonación estuvo de moda a finales de los noventa. La famosa oveja Dolly fue anunciada en 1997. La amenaza fantasma es de 1999 y El ataque de los clones de 2002. Creo que no es casualidad. Desgraciadamente Dolly murió al año siguiente… Parece que su muerte fue debida a un virus, pero la sombra del envejecimiento prematuro persigue a la pobre criatura.

Ahora ya no se habla tanto de clonación, pero durante los años previos a la muerte de la oveja se sospechaba de proyectos secretos para clonar a millonarios, a soldados perfectos y a bebés de reemplazo. Haber clonado animales no ayuda a la hora de conocer como interactuarían los humanos clonados entre sí. Quizá, y con muchos peros, las relaciones entre humanos clonados se podría asemejar a la de humanos gemelos. Ya digo, quizá…

Los clones de Star Wars se sienten como si fueran hermanos. Sobre todo establecen vínculos en su unidad de combate. Son sus hermanos. Una unión fraternal que se muestra, por ejemplo, cuando luchan y se sacrifican para defender Kamino. Es la idealización de las relaciones fraternales que se han creado en algunas unidades militares. Todos recordaremos al clon fallido 99. Su mayor ilusión, morir en combate, como si fuera uno de sus hermanos.

Pero, esa hermandad también lleva a los clones a rebelarse contra un mando por la manera en que éste sacrifica las vidas de los clones. Algo que también ha sucedido en ejércitos reales.

Rebelión contra la uniformidad

Si todos somos clones…. ¿por qué soy el único con sentido del humor?

Delta 62

Hay un rasgo que Filoni, desarrollador de la serie, incorpora: Los clones, mayoritariamente, rechazan la uniformidad.

Es curioso y muy humano. Recordemos que una característica de los ejércitos a lo largo de la historia ha sido buscar la uniformidad de sus tropas (de ahí el término uniforme). Que sean como un sólo hombre.

Los clones, fabricados para ser iguales, buscan no serlo. Se ponen nombres distintos. Se peinan de maneras diferentes. Unos se rapan, otros se tiñen. Unos se dejan bigotes o barbas, otros no. Se decoran sus uniformes, prefieren una armas u otras…

Y dije mayoritariamente, porque, dentro de la diversidad, también habrá clones que acepten y defiendan su condición de clon.

Rebelión contra el mando

Pero también veremos otros rasgos que sorprenden en los clones. Y no tanto por su condición de clon, sino por su adiestramiento, su «programación». Existen clones rebeldes.

Antes comentamos el episodio en el que las tropas clon se amotinan contra su superior por cómo éste malgastaba inútilmente sus vidas. El caso era extremo porque, en general, en toda batalla se malgastan inútilmente las vidas de los soldados. Pero eso es otra historia.

No será el único ejemplo. A lo largo de la serie veremos clones que se rebelan en varias ocasiones. Algunos se rebelan por lo que supone la guerra y cómo son tratados como carne de cañón. Incluso alguno llegará a traicionar y poner en peligro a sus hermanos. En otro caso optarán por la deserción. E incluso veremos clones que han formado una familia lejos de la guerra. Por cierto, un vez más, casos que también se han dado en ejércitos reales.

Sin olvidar que, en último termino, habrá clones que luchen contra el chip implantado en secreto por Sidious. Algunos casos notables lograrán extirpárselo.

La propia existencia del chip demuestra que ni siquiera el jefe supremo del ejército clon confiaba en la obediencia ciega. Inevitablemente, muchos clones desarrollarían afinidades personales hacia sus compañeros Jedi en los campos de batalla.

La guerra

La guerra no le hace a uno grandioso.

Maestro Yoda

Es bien sabido que en la película original de Star Wars (aquí primero fue llamada La guerra de las galaxias, ahora es mundialmente conocida como Una nueva esperanza), la influencia de la Guerra del Vietnam era muy importante. Entre otras muchas influencias. Una insignificante rebelión es capaz de plantar cara a un poderoso Imperio militarizado y megatecnólogico.

Toda la primera trilogía, también la actual, la serie Rebels, Rogue One, etc. descansan sobre esta idea tan poderosa: La lucha contra el tirano está justificada.

Pero las precuelas introducen un gris muy interesante que rompe cualquier maniqueismo. Lo dice Anakin: «Esta guerra destruye los principios de la República». La propia guerra, provocada por las maniobras de Darth Sidious, arrastra a la República, a los separatistas y a los propios Jedi a la catástrofe.

The Clone Wars profundiza en este análisis de lo que supone una guerra. Ausencia de dialogo, degradación, destrucción, muerte, traición, sufrimiento, saca lo peor de las personas, obligadas a matar o morir…

El corolario lo tenemos en uno de los episodios más brillantes de Rebels: La última batalla. En este capítulo, además de mostrarnos el trauma que el clon Rex sufre, provocado por la ahora pasada guerra, se produce el enfrentamiento de este veterano contra unos restos no desactivados del ejército droide. Ambos bandos, clones y droides fueron marionetas de un guerra que sólo ganó el Imperio. Solo ganó el mal. Ergo, la guerra es el mal.

El trauma de los ejércitos

Soy antimilitarista. No lo voy a negar. Me gustaría pensar que un día lejano la humanidad no utilice cuerpos especiales de hombres (y mujeres) armados para resolver sus diferencias. Sin embargo, mientras existan Estados con intereses contradictorios, existirán ejército.

Y aunque en las intervenciones militares, las primeras y más numerosas víctimas siempre suelen ser civiles inocentes, no podemos olvidarnos a los propios soldados. Exacto. Los soldados suelen ser víctimas.

Ésta idea está muy presente en The Clone Wars. Aunque los clones hayan sido fabricados expresamente para la guerra, son humanos que no han tenido la opción de elegir. Y en muchos países, incluso con un ejercito profesional, el soldado no ha tenido un verdadera posibilidad de elegir.

El ejercito de clones

En EEUU, por ejemplo, el ejército se nutre fundamentalmente de negros e hispanos pobres. Su alternativa al ejército es la delincuencia, las drogas, las deudas… Pero muchos saben que el reclutamiento es un trampa.

Enviados a países lejanos, engañados sobre los objetivos de la guerra, sobre cómo serán recibidos por la población ocupada, se ven obligados a hacer cosas para las que no han recibido instrucción. Van a ver morir a sus hermanos de armas. Van a tener miedo. Van hacer cosas terribles que nunca podrán olvidar. Y muchos van a perder la cabeza.

Y los que logran volver, son apestados. La propaganda dice que son patriotas, pero en verdad son ciudadanos de segunda, con traumas incurables, heridas físicas muy graves, pensiones ridículas y un rechazo social evidente. Usados y desechados… En nombre de la Patria.

Por cierto… Quiero terminar recordando al Escuadrón Dominó. Un escuadrón de cadetes clon a los que seguiremos a lo largo de la serie. Triste metáfora de la guerra. Les conoceremos, sabremos sus nombres y les iremos viendo caer. Y al final no quedará ninguno.

¿Y tu que opinas de todo esto? ¿Has visto The Clone Wars? ¿Qué te pareció?

Ficha de la serie:

Star Wars: The Clone Wars

  • Creadores: George Lucas y Dave Filoni
  • Fecha de estreno: 3 de octubre de 2008.
  • Producción: Lucasfilm.
  • Cadena de emisión original: Cartoon Network
  • Premios (entre otros)
    • 40º y 41º premios Emmy Daytime a la mejor serie de animación (2013 y 2014).

Recibe nuestras novedades en tu Mail

Si te ha gustado, comparte:

Un comentario sobre “La tragedia de los clones

  • el 15 abril, 2019 a las 5:36 pm
    Permalink

    Los clones son un apartado interesante al que se le dio un escaso (casi nulo) desarrollo en las precuelas y que se aprovechó más en las series animadas. Básicamente, los clones son un tipo de soldado, el soldado-esclavo, criado desde su niñez para una sola cosa, combatir; en la Historia de la Humanidad hemos tenido casos de soldados-esclavos como eran los jenízaros o los mamelucos, que acababan siendo (por su entrenamiento) una fuerza de élite superior al resto de tropas, y que (muchas veces) adquirieron un auténtico poder político. Nada de esto vemos en la serie, donde parecen ser la versión republicana de los droides, máquinas de combate desechables, pero en lo que sí profundizan es en los sentimientos de los clones y como se sienten durante la guerra…eso sí, ellos jamás dudan de que su causa sea justa, pueden criticar a mandos y órdenes, pero esa línea nunca la sobrepasan, señal del condicionamiento al que han sido sometidos.
    Respecto a la guerra, hay que decir que no es una actividad exclusivamente humana, los insectos sociales, como las abejas, las termitas y las hormigas, también llevan a cabo guerras, con sus campañas, sus conquistas, exterminios del enemigo, captura de esclavos y demás actividades que, hasta hace no mucho, considerábamos propias de los humanos; lo que nos lleva al interesante debate de si la guerra no será un fenómeno natural inevitable en cualquier sociedad compleja…humana o no.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.