Expediente X, conspiraciones, Ovnis y descontento

Si te ha gustado, comparte:

Para muchos, Expediente X no es una serie de ciencia-ficción. En 2015 una encuesta decía que un 56% de los alemanes, el 54% de los estadounidenses y el 52% de los británicos creían en que existe vida alienígena. De éstos, la friolera de un 17% cree que los aliens ya nos ha contactado, pero los gobiernos lo han ocultado.

En otros períodos, seguro que ese 17% se elevaría mucho más. Antes de Expediente X, la humanidad vivió varios momentos de boom de la creencia en Ovnis. Los años 50 fue un momento clave. Los años 70 también. Y, sin duda, Expediente X jugó un papel importante para que en mi generación muchísimos «quisieran creer» a finales de los 90.

Virtudes de una gran serie

Expediente X fue una grandísima serie. Fue innovadora. Conectó con el sentir de muchos espectadores. Gustó a la crítica y recibió numerosísimos premios. Generó una gran masa de fans. Y ciertamente, al menos hasta la séptima temporada, mantuvo un nivel impresionante.

La innegable química de los dos protagonistas, Mulder y Scully, fue vital para este éxito. Se complementaban. Ciencia versus fe. Y con muchos matices porque no siempre era Scully la científica y Mulder el creyente. La tensión sexual entre ambos protagonistas no se resolvía de forma facilona como en otras series. De hecho, la relación entre Mulder y Scully, respetuoso, digno, abierto, de igual a igual (a modo de ejemplo el que casi siempre se traten por el apellido, culmen de profesionalidad)… es bastante novedoso en aquella época, en cuanto a parejas profesionales de distinto sexo.

Además la combinación de una trama que se desarrollaba a lo largo de las temporadas (los llamados episodios mitológicos), con capítulos autoconclusivos (las del llamado «monstruo de la semana») era en ese momento muy original. Y sirvió de inspiración para otras series como por ejemplo Fringe. Pero encima, la serie intercalaba episodios muy experimentales, humorísticos, autoparodias…

Ciertamente la serie no pudo sobrevivir al cansancio de sus dos protagonistas, David Duchovny y Gillian Anderson. Y parejo a este cansancio, al de la propia audiencia. Pero durante, al menos, seis o siete de los nueve años de emisión, el resultado fue espectacular.

Y digo nueve años de emisión (temporadas) porque desgraciadamente, el intento de reimpulsarla con una décima y undécima temporada no obtuvo el éxito esperado. Yo comencé a ver la décima temporada en 2016, y la verdad es que no logró engancharme. Los tiempos y la TV habían cambiado.

Ovnis y conspiraciones en Expediente X

Hablar de una sinopsis de Expediente X seguramente es malgastar caracteres. ¿Quién no conoce su argumento? Internet destripa casa uno de los episodios de la serie. Era otra época y entonces el concepto actual de spoiler no tenía sentido.

Mulder, apodado por sus compañeros como siniestro, es un agente de FBI que lleva los expedientes X, aquellos casos abiertos donde aparecen fenómenos inexplicables. Su interés en estos casos nace de la desaparición de su hermana.

La serie comienza cuando le asignan como compañera a Scully, científica, racional (aunque católica), contrapunto del creyente en Ovnis y fenómenos extraordinarios Mulder. Sin embargo, la asignación de Scully esconde el intento de desacreditar el trabajo de Mulder.

Pronto nos veremos inmersos de llego en teorías conspirativas, gobiernos paralelos, presencia alienígena, abducciones, experimentos con humanos…

I want to believe, imágen icónica de Expediente X

La vida fuera de la Tierra

Creo que hay vida fuera de la Tierra. También creo que los gobiernos ocultan mucha información a la población. No obstante, según las leyes de la física que usamos actualmente, los encuentros con alienígenas son imposibles. Así mismo, no soy partidario de explicar la historia de la humanidad sobre la base de conspiraciones.

¿Y si nuestras leyes de la física son insuficientes? Parto de la idea de que son insuficientes. Son una aproximación útil de la realidad. Si Einstein y compañía revolucionaron la física y nuestro sentido común a principios del siglo XX, cuando por fin se descubra una ley que combine relatividad y cuántica, puede que nuestra visión del universo cambie por completo.

Quizás en el futuro podamos plegar el espacio a voluntad… O haya tecnología capaz de superar la velocidad de la luz a través de masas negativas, por ejemplo… Una civilización extraterrestre más avanzada que la nuestra podría dominar tecnologías impensables para nosotros. Y, por tanto, dentro de la infinitud del cosmos, podría existir vida alienígena capaz de establecer contacto con nosotros. ¿Lo han hecho?

Presencia alienígena

Supongamos que existen alienígenas con capacidad tecnológica como para venir a la Tierra. Primero, tienen que querer venir. ¿Por curiosidad científica?

Desde luego yo descarto que una civilización avanzada viniera a conquistar el planeta o a nutrirse de nuestra vida. Como argumento de space opera los imperios galácticos son fabulosos, pero estoy completamente convencido de que si una civilización alienígena ha conquistado las energías y recursos suficientes para el viaje interestelar, también habrá dejado atrás las mezquindades que gobiernan a los humanos.

No necesitarán conquistar nada, ya que tendrán un universo infinito a su disposición. No necesitarán nutrirse de nosotros, porque dispondrán de tecnología adecuada para eliminar la escasez.

Así que, de venir, o lo hacen para observar, o para ayudar. Si lo hicieran para ayudar, hace tiempo que lo habríamos notado y no habría gobierno capaz de ocultarlo. Si lo hicieran para observarnos, con una directiva contra la intervención en sociedades primitivas como la de Star Trek, seguro que no tendríamos la tecnología suficiente como para detectar su presencia.

Conspiraciones

Por supuesto es mi opinión. Y puedo estar muy equivocado. Ahora bien, tampoco creo que los avistadores de Ovnis necesariamente mientan. Alguno que otro habrá mentido, sin duda. Habrá otros que sufrieron alucinaciones o confusión. Pero otros realmente habrán visto Ovnis.

Es más, es probable que muchos de esos Ovnis sean ingenios voladores… Pero humanos. Pruebas y experimentos militares y de empresas privadas. Es más, creo que en concreto el Ejército estadounidense ha utilizado el fenómeno Ovni como tapadera de sus experimentos. Ciertamente no es casualidad que los Ovnis extendieran su aparición sobre la Tierra al final de la Segunda Guerra Mundial.

Pensemos los EEUU los años 50. Secuelas psicológicas de la guerra recién finalizada. Carrera armamentística alimentada por la Guerra fría y los científicos alemanes reaprovechados por EEUU y la URSS. Espionaje masivo entre estas dos superpotencias. Pánico ciudadano a una nueva guerra mundial, en este caso nuclear. Caza de brujas anticomunista. Un ambiente de temor, paranoia, patriotismo… Un caldo de cultivo ideal para crear chivos expiatorios.

La teoría de la conspiración

Los Estados y las grandes empresas conspiran contra el pueblo. ¡Claro que sí! Llegan a acuerdos, ocultan ciertas cosas, manipulan otras… Controlan los medios de comunicación y tienen numerosas herramientas a su disposición. Pero creo que ni tienen un gran plan maestro en el que está todo atado, ni pueden acordarlo todo, ni pueden controlarlo todo.

Pensemos, por ejemplo, que la CIA dejó hacer a Al-Qaeda el 11-S. Mucha gente cree que este grupo fue creado por los propios EEUU. Sí está demostrado que los talibanes fueron apoyados por EEUU en su guerra contra el gobierno prosoviético de Afganistán.

Pues eso, pensemos que la CIA dejó hacer (del todo o se les fue de la mano… Para el caso ahora da igual). Pensemos que detrás ya estaba el plan de lanzar dos guerras para conseguir el control de Oriente Medio y de sus recursos. ¿Qué balance se puede hacer de esa estrategia? ¿Fue inteligente y útil para los propios intereses de la clase dominante estadounidense?

Desde luego la industria armamentística, los contratistas militares etc. han ganado muchísimo dinero. Seguramente las petroleras también. Pero realmente ¿se puede afirmar que todo lo que pasó desde entonces formaba parte de un plan acertado? Podemos hacer la misma pregunta sobre la llamada «primavera árabe», o sobre los acontecimientos de América Latina en los 2000, o sobre el actual conflicto comercial entre EEUU y China.

Claro que llegan a acuerdos y nos mienten. Pero ellos también tienen sus contradicciones, sus desacuerdos, también yerran… No son todopoderosos ni omniscientes. No están asesorados por un gran Imperio alienígena.

Descontento

Hay mucho descontento. La mayoría de la población no es feliz. Y buscamos explicaciones a por qué estamos así. Los religiosos lo pueden achacar al demonio y a nuestros pecados. Pero las teorías conspiranoicas también llenan ese hueco.

Y es que, ciertamente, tenemos una tremenda sensación de indefensión. Parece que nuestra vida y destino está gobernado por fuerzas oscuras, incomprensibles, injustas, incluso malignas… Fuera de nuestro control e incluso comprensión. Y es cierto. Es así. Sobre todo cuando somos individuos aislados, vulnerables… Quizás va siendo hora de que los que sufrimos las guerras, las conspiraciones, la pobreza empecemos a organizarnos a escala global frente a los que conspiran a nuestras espaldas.

¿Y tú que opinas de todo esto? ¿Has visto Expediente X? ¿Qué te pareció?

Expediente X portada season 1

Ficha de la serie:

Expediente X

  • Creador: Chris Carter
  • Título original: The X-Files
  • Fechas de emisión: 1993-2002 y 2016-2018.
  • Cadena emisora: FOX.
  • Premios: 111 premios en sus 9 primeras temporadas. Entre otros:
    • Emmy al Mejor guión en 1996 por el episodio Clyde Bruckman’s Final Repose (temporada 3)
    • Emmy a la Mejor actriz para Gillian Anderson en 1997.
    • Globo de oro a la Mejor serie en 1995, 1997 y 1998.
    • Globo de oro a Mejor actor y mejor actriz para David Duchovny y Gillian Anderson respectivamente en 1997.
    • Saturn a la Mejor serie de género en 1997 y 1999.
Si te ha gustado, comparte:

2 comentarios en “Expediente X, conspiraciones, Ovnis y descontento

  • el 29 junio, 2019 a las 6:21 pm
    Permalink

    Ha envejecido mal esta serie, es verdad que ha cambiado mucho el mundo de la Tv, ahora esto esta plagado de youtubers conspiranoicos y paranoicos con el incombustible Iker Jimenez a la cabeza.

    Respuesta
  • el 1 julio, 2019 a las 5:47 pm
    Permalink

    Expediente X fue una serie mítica, que cambió la forma de hacer TV en su tiempo, y los personajes protagonistas, que dejaron de ser meros clichés clásicos para ser algo más.
    Respecto a las teorías de la conspiración, no dejan de ser puestas al día de la vieja idea humana de que «todo sucede por algún motivo», igual que los hombres antaño creían que las enfermedades u otros fenómenos eran obra de dioses o seres sobrenaturales, hoy creen que son obra de extaterrestres, la CIA, los masones o cualquier organización oculta que tiene un plan maestro para dominar el mundo. En realidad, saber que lo que nos pasa es culpa de alguien nos tranquiliza, da sentido a nuestra existencia, significa que hay alguien al que culpar…o al que unirse para evitar el mal…lo duro es saber que es fruto del mero azar, y que el universo es indiferente a nuestra existencia

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: