Per aspera Ad Astra

Si te ha gustado, comparte:

Per aspera ad astra es un expresión latina originalmente escrita por Seneca. Literalmente significaría «por el sendero áspero, a las estrellas». Su verdadero significado, no obstante, sería «a través del esfuerzo, el triunfo». Y ese sería el camino que Roy McBride, emulando a su padre, emprendió.

Y es algo habitual. Muchos hombres (y también cada vez más mujeres) adoptan esa filosofía para conseguir el éxito profesional. Su vida es su trabajo, su carrera… Entonces, en plena crisis de madurez, se dan cuenta de que en la búsqueda de ese éxito lo han dejado todo atrás, están vacíos y han desaprovechado la vida.

El viaje de Ad Astra

Esa era, creo, la intención de James Gray cuando creo Ad Astra. Retratarnos la crisis de madurez de Roy McBride. Una crisis expresada como un viaje, en el que el astronauta se enfrenta a su padre, la encarnación del modelo a seguir, de sus fantasmas internos, de su trauma juvenil… Puro psicoanálisis.

La escusa del viaje es el peligro que supone para la vida humana una fuente descontrolada de antimateria procedente de Neptuno. La emisión de esta fuente está vinculada a la fallida misión Lima, dirigida por el padre de McBride.

Al principio de ese viaje, McBride es un hombre estoico, entregado profesional, capaz de reprimir sus emociones. El estereotipo de lo que tenía que ser un hombre, sin emociones, sin lágrimas, reprimido, centrado en el trabajo.

Y por tanto, había renunciado a su vida privada, representada en su mujer. Con otro estereotipo, el de la mujer sufridora que durante años espera a su distante marido. Estereotipos, por cierto, más reales de lo que nos gustaría.

Apocalipsis now

No es la primera vez que un viaje sirve de metáfora para una crisis vital en la que nos redescubrimos. E incluso con un viaje que emula un descenso a los infiernos. Empezando por la propia Divina Comedia de Dante o Z, la ciudad perdida, la anterior película de Gray, donde el viaje no es por el espacio, sino por la jungla.

Por momentos, viendo Ad Astra, recordé Apocalipsis Now, donde, salvando las distancias, también vemos un viaje existencial hacia los infiernos.

En ambos casos nos alejamos cada vez más de nuestra decadente civilización. Por cierto, es muy interesante en Ad Astra la recreación de una Luna cyberpunk como si de un gigantesco centro comercial se tratara, pero además ¡con ataques piratas! como seguramente sucederá en una Luna dividida entre las potencias enfrentadas de la Tierra y con zonas muertas y desprotegidas.

Y al final del viaje, tras numerosas peripecias, nos encontramos con un particular Satanás. En un caso tenemos al coronel Kurtz convertido en semidios y adorado por los nativos. La locura incentivada por el poder absoluto. En Ad Astra, a Clifford McBride, convertido en héroe por las autoridades espaciales para ocultar la locura provocada por la obsesión, el ansia de éxito y la soledad.

Ad Astra

Rehumanizarnos

Tampoco es la primera vez que nos muestran un futuro deshumanizado, sin emociones.

En 2001 de Kubrick, película de la que Gray se inspira para la genial fotografía de Ad Astra, los humanos han perdido sus emociones, su humanidad. Hasta el punto de que HAL 9000 es el único personaje con sentimientos en toda la película.

Así comienza McBride. Una deshumanización, por cierto, incentivada por la propia autoridad espacial que controla constantemente el estado psicológico de su personal.

Es muy significativo, en todo caso, que en el camino en el que McBride recupera sus emociones, vuelve a ser humano, llegue a cometer tres asesinatos, aunque sean involuntarios.

¿Estamos inevitablemente marcados por el signo de Caín? ¿Se justifican las emociones desatadas e incontroladas como inevitables y el mal necesario en nuestra condición humana? ¿O es la consecuencia de años de represión? Desde luego, el director lo tiene claro: le gusta la humanidad «a pesar de que somos defectuosos y la cagamos».

¿No hay nada afuera?

No hay nada ahí fuera, los seres humanos son todo lo que tenemos. No busques dioses falsos. Pequeños hombres verdes no vendrán aquí para salvarnos.

James Gray

La ciencia ficción, como la espada y brujería y otros géneros, han sido muchas veces géneros escapistas, construidos para evadirnos de la realidad. Sin embargo, las más importantes obras de ciencia ficción han usado una ambientación fantástica para explicar problemáticas muy contemporáneas.

Gray tiene muy claro que el escapismo intenta distraernos de los problemas de la humanidad y que resta esfuerzos en lo que realmente importa: la propia humanidad. El corolario de Ad Astra es muy claro: Olvídate de las estrellas, concéntrate en el aquí y el ahora porque es maravilloso. En una reciente entrevista se explica con mucha claridad ¿Tiene razón?

Sobre la vida alienígena, quizá Gray tiene razón. Da igual que existan alienígenas sino podemos comunicarnos con ellos. Si son inaccesibles.

La humanidad necesita soñar

Pero también puede estar equivocado. Y no me refiero a que los Ovnis sean alienígenas. Puede que civilizaciones avanzadas no quieran interferir en la humanidad y que nos falte tecnología para detectarlos, por ejemplo.

Pero el centro de la cuestión no es que haya o no haya aliens. Yo también condeno el uso consciente y premeditado que se ha dado al escapismo. Se ha incentivado para que nos evadamos de la realidad y no la cuestionemos el mundo en el que vivimos y tratemos de transformarlo.

También rechazo ese modelo de existencia dedicada exclusivamente al trabajo, que ha condenado a mucha gente a no tener vida fuera de la oficina.

Necesitamos hobbies y necesitamos nuestros momentos de evasión, momentos para soñar, en los que nos alejemos de nuestras existencias mundanas y muchas veces miserables. De esos sueños han nacido magnificas creaciones que han mejorado a la humanidad. Y también han surgido ideas y esperanzas que nos han incentivado a seguir luchando. ¿Y qué es la vida sino una lucha constante?

¿Y tú qué opinas de todo esto? ¿Has visto Ad Astra? ¿Qué te pareció?

Ad Astra poster

Ficha de la película:

Ad Astra

  • Director: James Gray
  • Fecha de estreno: 20 de septiembre de 2019
  • Productora: 20th Century Fox; Plan B Entertainment; New Regency Productions; RT Features; Keep Your Head; MadRiver Pictures.

Recibe nuestras novedades en tu correo:

Si te ha gustado, comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: